Los fitosanitarios y sus beneficios para el jardín

Los fitosanitarios y sus beneficios para el jardín

Mantener un jardín en buenas condiciones no es una labor sencilla. Siempre está expuesto a la aparición de malas hierbas, hongos y otro tipo de plagas que pueden afectar e incluso enfermar a las especies que se cultivan. El uso de fitosanitarios es imprescindible para reducir estos efectos, incluso proteger nuestra propia salud.

¿Qué son los fitosanitarios?

La OMS define los fitosanitarios como sustancias o mezclas que se destinan a evitar, combatir o destruir aquello que se considera una plaga y que puede afectar tanto a la agricultura como a la salud pública. También a aquellos productos que se utilizan para controlar el crecimiento de especies vegetales, como las hormonas y los abonos.

El uso más habitual de plaguicidas es como productos fitosanitarios, y por ello a menudo se utilizan ambas denominaciones de forma indistinta. Aunque lo cierto es que el término es más amplio como se puede extraer de la definición oficial.

Beneficios de los fitosanitarios

El principal beneficio que aportan los productos fitosanitarios tiene que ver con la producción de vegetales para alimentación. De hecho, según algunos cálculos, ayuda a evitar que haya un descenso de entre un 30 y un 40 por ciento de la producción global.

Al luchar contra las plagas, el la agricultura puede mantener una producción constante, además de reducir el coste garantizando la calidad.

En cuanto a su uso en jardines y espacios recreativos, el beneficio de los fitosanitarios también es destacable. Un control adecuado de organismos como insectos y roedores ayuda a disfrutar de una mejor salud mientras aumenta el número de especies naturales, contribuyendo tanto a la decoración como al aumento de zonas verdes. Imprescindibles para que las ciudades tengan un impacto menos negativo en la población.

Apoyo para el medio ambiente

Hay un aspecto positivo que merece la pena destacar, sobre todo en cuanto a los efectos de los fitosanitarios en jardines y parques. Cuando se utilizan, es posible reducir el consumo de agua para mantener en buenas condiciones todas las especies, lo cual ayuda a emitir menos CO2 y combatir el efecto invernadero que este genera.

¿Son productos peligrosos?

A menudo cuando se habla de pesticidas, herbicidas y otro tipo de fitosanitarios, se tiene la idea de que son perjudiciales tanto para la salud como para la diversidad de especies. Una idea que no es del todo errónea aunque con matices.

Cuando se utilizan de manera adecuada, no solo no afectan de manera negativa, sino todo lo contrario. Al reducir las emisiones, y no tener que remover de forma innecesaria la tierra con maquinaria, el suelo tiene un mayor contenido de nutrientes, preservando la salud y la vida de cientos de especies que lo habitan. Por ello es fundamental que sean utilizados por personal experto. Siempre dentro de los límites que marca la normativa y conociendo el tipo de producto adecuado para cada especie, tratamiento y condición.

En Ricotrebol somos profesionales del mantenimiento y cuidado de jardines, y empleamos los productos fitosanitarios adecuados cuando y como hacen falta. Confía en nosotros si quieres disfrutar de un jardín perfecto todo el año.

verifyserptrade