Abonar el jardín: ¿cuándo y cómo hacerlo?

Abonar el jardín: ¿cuándo y cómo hacerlo?
Valóranos

Abonar las plantas es una de las tareas más importantes que se deben hacer para mantener tu jardín en perfectas condiciones. No importa el tipo de suelo que tengas, necesitarás abonar el jardín y prepararlo para poder sembrar el césped o las plantas que más te gustan, y conseguir que su desarrollo sea el adecuado.

¿Cuál es la mejor época del año para el abonado? ¿Cómo hacerlo para tener siempre un jardín bonito? De esto es de lo que hablaremos a continuación.

¿Cuál es la mejor época para abonar?

Lo cierto es que el abono se puede hacer en cualquier momento del año, aunque la mejor de todas es el otoño.

El motivo principal es que durante los meses de septiembre y octubre el clima es suave, ni demasiado caluroso ni muy frío. La primavera también está bien, pero el peligro de que aparezcan malas hierbas es más alto, y en verano el calor hace que las plantas puedan sufrir algún daño. Por eso es mejor planificar el abono del jardín para mediados de septiembre o principios de octubre.

Cómo abonar el jardín

El proceso de abonado es una tarea que requiere algo de tiempo y preparación, ya que no solo es cuestión de esparcir el abono y listo. Hay una serie de pasos que se deben dar:

– Limpieza del terreno

El primer paso es hacer una limpieza de la zona que se va a abonar. Elimina todas las malas hierbas y plantas no deseadas que haya, tanto de forma manual como aplicando algún tipo de tratamiento. Así evitarás que crezca maleza y que tus plantas tengan que luchar para conseguir los nutrientes.

– Labrar el jardín

Alrededor de una semana después si se ha aplicado algún tratamiento, o de forma inmediata si solo se han retirado las malas hierbas a mano, se procede a remover toda la tierra para que se oxigene y eliminar el exceso de humedad. De esta manera se hace que el suelo esté más esponjoso y las raíces de las plantas se desarrollen mejor.

– Aplicación del abono

Con el suelo listo para recibir el abono, se esparce de forma uniforme por todo el terreno. Tanto la dosis como el tipo de abono dependerá en buena medida de los tipos de plantas que quieras mantener. No es lo mismo un jardín donde el césped es la especie principal, a un espacio con frutales, árboles de sombra o especies ornamentales.

La importancia de abonar el jardín

El abono cumple una función primordial en el cuidado de tu jardín, ya que las plantas necesitan nutrientes que ayudan a su crecimiento. Si el suelo no se trata de la forma adecuada, poco a poco se empobrece y las plantas no pueden extraer los elementos que necesitan.

Por eso es muy necesario nutrir el terreno con un buen abonado de forma regular, que contenga los minerales y otras sustancias que cada especie necesita.

Si tienes alguna duda, o no puedes dedicar el tiempo que se necesita a abonar el jardín, así como otras tareas de mantenimiento, contacta con nosotros y nos encargaremos de hacer que todo esté perfecto.

verifyserptrade